Apicultores valencianos piden que el Estado pague de forma patrimonial las inversiones por la varroa y los daños producidos por especies invasoras y protegidas

LA UNIO - 25 Jan, 2021
  • 1125
  • 0

Unas 80 personas apicultoras de LA UNIÓ han participado en las Jornadas estatales de la Unión de Uniones celebradas este fin de semana

Gran éxito en las VIII Jornadas Apícolas Estatales de la Unión de Uniones donde se pusieron sobre la mesa temas que preocupan a todo el sector apícola y en las que participaron unas 80 personas apicultoras de LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders.

Las VIII Jornadas Apícolas Estatales se han celebrado este fin de semana por videoconferencia y han puesto de manifiesto que, tanto la temática ofrecida como la calidad técnica de los ponentes, son un atractivo indiscutible para un sector tan profesional como es el sector apícola.

Este encuentro, en el que ha colaborado LA UNIÓ, ha facilitado al ser online, la participación de diversos países, congregando a más de 600 apicultores de España, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Méjico, Portugal, Francia, Italia, EEUU y Reino Unido, compartiendo experiencias, preocupaciones y soluciones.

Así pues, entre los ponentes se ha contado con Vicente Toledo (Chile); Joao Tomé (Portugal); Ernesto Martín Colombani (Argentina) y Jean Pierre Boueilh (Francia), con temas tan importantes como el manejo de reinas, la detección temprana de enfermedades o la recuperación de la colmena, de gran interés para los apicultores profesionales.

“El asesoramiento y la transferencia de conocimiento, es una de las herramientas fundamentales para la gestión de nuestras explotaciones”, señalan desde la organización. “continuaremos con la puesta en marcha de actividades de difusión y formación al sector”, añaden.

Las organizaciones de la Unión de Uniones insisten en la importancia de un Plan Nacional Apícola orientado al apicultor profesional y por ello han pedido un aumento del presupuesto del Plan, acorde al aumento del presupuesto que ha hecho Europa (70%).

Así, se hace hincapié en el pago por parte del Estado de forma patrimonial de los daños producidos por la especie protegida abejaruco y de la especie invasora vespa velutina; en la inversión en investigación para nuevas formas de control de varroa (nuevos tratamientos) y señalan también la necesidad de un incremento de los medios de control de fronteras en las importaciones de miel, así como una actualización de las analíticas que se utilizan para el control de las importaciones de miel.