LA UNIÓ pide que se extremen las precauciones en el movimiento de animales vivos de la UE ante nuevos focos de la peste porcina africana en países cercanos

LA UNIO - 31 Jul, 2019
  • 1270
  • 0

El sector porcino es muy relevante para la economia de la Comunitat Valenciana y el año pasado nuestras exportaciones aumentaron un 46%

LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders ha reiterado al Ministerio de Agricultura la importancia de intensificar el control de movimiento de animales procedentes de la UE y, sobre todo, de países cercanos a focos de peste porcina africana (PPA) para evitar riesgos innecesarios tras el último foco conocido en Eslovaquia.

LA UNIÓ, quien ya alertara en primavera de 2018 sobre los focos que se estaban originando en países no muy lejanos a España, ha pedido al Ministerio, en el marco de una reunión de alto nivel mantenida ayer con todas las organizaciones de Unión de Uniones, que se extremen las precauciones, tanto en el movimiento de animales vivos procedentes de la UE, como en el control de la fauna salvaje así como en los alimentos y personas que provengan de países con brotes de PPA.

La organización se hace eco del informe de Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios, “El sector de la carne de cerdo en cifras”, que señala la importancia del sector porcino español, el segundo en producción de la UE, tras Alemania, que llegaba en 2018 a una cuota del 19%. En este 2019, España ya se ha convertido en el primer productor, superando al país germano, y en el caso de la Comunitat Valenciana hablamos de un sector fundamental para la economía y en 2018 las exportaciones crecieron un 46%. Igualmente, la carne de cerdo alcanzaba en 2018, los 7.417,2 millones de euros de la producción total agraria y representaba 3.095.019 mil euros en exportaciones a la UE, así como 1.699.688 mil euros a países terceros, donde se destaca China como principal mercado.

La organización insiste en que un sector que es tan relevante para la economía y que ha crecido alrededor de un 31,45 % en los últimos cinco años, no puede permitirse ponerse en riesgo, por lo que se deben establecer todos los controles pertinentes, incluso, sobre todo en estos meses de mayor turismo. Así considera que toda prevención es poca y mantiene que los esfuerzos económicos y de recursos en tareas de control y seguimiento son necesarios. 

Igualmente, ha pedido que se extremen las precauciones también en lo referido a alimentos y personas que provengan de países afectados por PPA, a través de mecanismos de información, seguimiento y control. Y, con el objetivo de asegurar la sanidad de los animales ha propuesto al Ministerio que haga un plan de corrección de la densidad de jabalíes y que trabaje en sistemas alternativos a la caza.

Asimismo, otro de los temas tratados referente al sector porcino ha sido sobre el borrador del Real Decreto de ordenación que se encuentra ya en su última fase y se estima que se aprobará a finales de año. LA UNIÓ pide mayor protección a las granjas de madres y así conseguir un equilibrio entre la producción y el engorde. Igualmente, propone que se permita ampliar a las granjas más pequeñas con el objetivo de asegurar su viabilidad económica, ya que estas granjas son clave para la economía agraria de muchas zonas, subiendo el límite hasta los 240 UGM. Por último, la organización ha solicitado, en relación las acciones de activistas en contra de la producción ganadera, que se sancionen estas prácticas, al tratarse de un tema de sanidad y bienestar animal.